lunes, 12 de noviembre de 2012

Grandes depredadores: El Lobo Ibérico.



Canis lupus signatus es su nombre científico. la subespecie de Canis lupus que habita en la península Ibérica, Familia Canidae del orden Carnívora dentro de los mamíferos. Fue descrita por Ángel Cabrera en 1907. Pertenece al grupo de los lobos pardos.

En su colorido dominan los tonos marrones, aunque existen ejemplares más oscuros y otros más rojizos. Los adultos llegan a pesar entorno a 30-40kg. Y sus rasgos los hacen únicos. Sus características diferenciadoras son unas manchas blancas alrededor del morro; unas líneas verticales negras en la zona de las rodillas; una marca oscura a lo largo de su cola y una mancha oscura sobre el lomo. Quizás sea esta belleza lo que ha provocado el descenso de su población.

Suelen vivir en lugares boscosos y esteparios. El lobo no se deja ver con facilidad, sin embargo se puede detectar su presencia por los excrementos, huellas y los daños que ocasiona al ganado, además de su característico aullido.

Ejemplar de Lobo Ibérico entre la maleza.

En España, un 75% de la dieta del lobo entra en conflicto con intereses humanos. En la situación actual, en la que el hombre pretende acaparar virtualmente todos los recursos como propios, la presencia del lobo resulta insostenible, y perder a estos animales, será una tragedia.

Los lobos se organizan en manadas, donde existe una jerarquía estricta en la que dominan un macho y un hembra, llamados la pareja alfa. El tamaño de las manadas es de 5 a 12 miembros y el grupo defiende un territorio frente a otros lobos.

A la hora de cazar, sobre todo frente a los rebaños domésticos, los lobos suelen actuar coordinadamente, con la técnica del acecho. A veces su labor se ve dificultada por la presencia de perros pastores, en ese caso uno de los lobos se deja ver, y de esta forma atrae sobre él la atención de los perros.

Ejemplar de Lobo Ibérico aullando.

Los ganaderos lo ven como el cruel depredador que se come a sus ovejas, por tanto están a favor muchas veces de la caza de éste. Hay muchos métodos de caza. Las más socorridas son el envenenamiento y la caza furtiva, pero en la península Ibérica se han usado toda la vida 3 tipos de trampas loberas:

Los Callejos: Son unos recintos de piedra a los que se conducía al lobo persiguiéndolo y ahuyentándolo, acotándole los caminos hasta que entraba en el recinto. Los Cortellos: Unos recintos de piedra circular a los que se atraía al lobo con una oveja para que cayera dentro y no pudiera salir; y Los Cousos: Simples hoyos situados en el suelo y cubiertos con ramas, a veces con estacas en el interior para que el lobo quedara empalado, o simplemente atrapado sin poder salir. 

Actualmente la mayoría de estas acciones está en desuso gracias a la colaboración de asociaciones y centros en los que se cuida la especie y se procura difundir a la población la realidad a cerca del Lobo para defender su supervivencia y la de su hábitat.

Los lobos Ibéricos poblaban la mayor parte de las tierras al sur de los Pirineos hasta principios de este siglo. Sin embargo, durante los últimos cien años han venido sufriendo una persecución y trabas indirectas para el correcto desarrollo de sus poblaciones. En la actualidad la población puede estimarse en aproximadamente 1.200 ejemplares.

Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡Deja tu comentario y participa!

1 comentario:

  1. Actualmente, en el año 2013 ya se estima que la población de lobo en la Península Ibérica sobrepasa los 2000 ejemplares y se va instalando en zonas donde se llegó a extinguir hace decenas de años (Madrid, Cataluña...). Poco a poco este animal resurje pero sigue produciendose una gran disputa entre los ganaderos y las personas que trabajan en la preservación de esta especie.

    ResponderEliminar

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más