martes, 22 de enero de 2013

Ciclogénesis Explosiva


Desde nuestra empresa, situada en Navarra, hemos estado recibiendo durante varios días una continua lluvia que no cesaba, y parecía que no fuera a haber un mañana al que acogerse. Los ríos se han salido de su cauce, las alcantarillas han desbordado, las huertas han quedado anegadas... Y desde aquí nos preguntamos: ¿Qué está pasando con este tiempo? La pregunta estaba justificada, puesto que empezaba a salirse de lo normal tanta agua día y noche en lo que ya hacía una semana y media prácticamente ininterrumpida de lluvias. Esto destacaba, pues pese a encontrarnos en el norte de la península, hacía tiempo que no llovía un par de días seguidos. Incluso alguna ligera nevada ha acontecido en la capital de la Comunidad Foral, hecho poco frecuente y que siempre suele generar gran expectación. 

Ante nuestras dudas nos hemos puesto a buscar una respuesta y ha resultado que sí, realmente no han sido unos días normales de agua típicos de invierno, no ha sido una borrasca común de las que nos atrapan cada cierto tiempo en el Norte de la Península, sino que ha ido más allá. Hemos decidido adentrarnos en un terreno complicado y buscar una explicación para este fenómeno y hemos descubierto que lo que nos ha azotado estos días ha sido un fenómeno llamado: Ciclogénesis explosiva. Una condición atmosférica muy interesante. 

¿Y qué es esto de "Ciclogénesis explosiva"? Bien, vayamos por partes. La ciclogénesis explosiva es la generación de una borrasca que pertenece al grupo de los ciclones. Este fenómeno se denomina así cuando ocurre en latitudes medias. No es una situación normal aunque se ha dado en varias ocasiones. El término se le aplica debido a la rapidez con la que sucede el proceso,  cuando la borrasca se hace muy fuerte en muy poco tiempo. Se la considera de este tipo (explosiva), cuando la presión atmosférica desciende entre 22 y 24 hectopascales en menos de 24 horas (hectopascales es la medida de presión atmosférica. Cuantos menos hectopascales, más fuerte es la borrasca y el viento asociado a ella) . Esto se produce al chocar una masa de aire frío con otra de aire caliente que se mueven en direcciones opuestas, lo que provoca una gran inestabilidad. El nombre de Ciclogénesis explosiva viene acompañado de fuertes rechas de viento e intensas lluvias y nieves.

En sí, estas no serían peligrosas si no se produjesen las grandes inundaciones que se originan en zonas medias de los ríos, donde aumenta mucho el caudal y rebosa el cauce, anegando las llanuras de inundación. Esto provoca grandes desastres ya que a lo largo de los años se ha ido colonizando este territorio, se ha construido en estas llanuras inundables sin tener en cuenta que esto podía suceder, y la mayoría de las huertas se localizan en estos terrenos dada su próspera fertilidad. 

Todo esto ha sido bastante sorprendente, pues en muchos puntos de la Península, ha provocado incidentes por la gran cantidad de agua caída. Pero como se suele señalar, al mal tiempo buena cara, y al menos podremos señalar que los embalses habrán quedado bien surtidos de agua durante estos días. Ya se sabe el dicho: Nunca llueve a gusto de todos.

2 comentarios:

  1. http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2012/05/18/ciclogenesis-explosiva-sensacionalismo-o-realidad-meteorologica/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Ununcuadio:

      Gracias por compartir con nosotros este otro espacio donde también trataron el tema aquí abordado, seguro que arroja más luz sobre este interesante tema.

      Un cordial saludo.

      Eliminar

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más