miércoles, 20 de febrero de 2013

Cuellos de botella



Charles Darwin autor de:
"El origen de las especies"
La evolución... Es un proceso continuo que no cesa nunca, con una historia tan larga como el propio planeta y un futuro desconocido del que solo nos aventuramos, a veces, a plantear hipótesis que nos ayuden a comprender cuál es su difícil camino. Son millones las especies que forman parte de este proceso y cada especie está compuesta por muchas poblaciones diferentes, incluidos nosotros mismos, la especie humana. A lo largo de este largo camino se han producido ciertos acontecimientos que con su intervención, nos han llevado a ser lo que hoy somos. 

Uno de estos sucesos, del que hoy venimos a hablar, son los llamados "Cuellos de Botella", un fenómeno que supone un drástico cambio en la población a la que afecta, y que puede generar grandes cambios definitivos, e incluso llevarla a la extinción. 

¿Que son los "Cuellos de Botella"? Bien, se dice que una población ha sufrido un cuello de botella cuando se ha visto afectada por un repentino descenso en el numero de sus miembros en algún momento pasado, debido a un suceso que puede ser tanto natural como artificial. Experimentar este proceso tiene unas drásticas consecuencias sobre la población superviviente, pues los individuos que logran "pasar por el cuello" presentan una reducida variabilidad genética.

Los cuellos de botella no tienen porqué ser algo negativo para la especie a la que afectan, pese a que supone una reducción del número de ejemplares. Esto es debido a que una población sobre la que ha recaído este fenómeno experimenta una acelerada deriva y una evolución igualmente acelerada. Se produce debido a que se da una selección muy eficaz de algunos caracteres que pasan a ser mayoritarios en los individuos que ha sobrevivido al cuello de botella (como ser más veloces, camuflarse mejor debido al tono de piel, o ser más grandes), pues quedan vivos los que mejor se han adaptado al suceso. Al mismo tiempo, los caracteres que no eran favorables son reducidos o acaban por desaparecer de la población. 

Esta imagen lo ilustra perfectamente:
 
Podemos suponer que las bolas azules son los sujetos de una población que poseen ciertos genes que los hacen más rápidos y las amarillas son otro grupo de la misma población que no poseen esos genes. En algún momento se produce un evento (como el aumento del número de un depredador) que hace que los más lentos sean rápidamente eliminados, y por tanto quedan solo los azules, más rápidos y que pueden escapar de ese depredador. Por lo que, los genes que portan la mayor velocidad, se difunden rápidamente y prevalecen sobre los individuos que no tienen ese gen. De este modo, generación tras generación, los sujetos que no poseen el gen irán desapareciendo y se perderán.

Hay que señalar que la adaptación y evolución de la especie es así en caso de que el cuello de botella se produzca de forma natural, por la propia regulación y ajuste de los ecosistemas, o por fenómenos naturales. Pero cuando se da de manera artificial, por ejemplo por la intervención del ser humano, las consecuencias pueden ser la extinción de la especie en vez de la adaptación y evolución de la misma.
 
Junto con el señalado "cuello de botella" podemos encontrar otro fenómeno muy relacionado llamado "Efecto del fundador", que se desarrolla cuando se forma una nueva colonia con los pocos supervivientes de una población que han superado el cuello de botella. En el caso de este "efecto del fundador" los supervivientes forman una pequeña población que debido a su reducido tamaño presenta una menor variabilidad genética que la población original y muestran frecuencia no al azar de genes con respecto a la población original. Esto es debido a los pocos individuos diferentes que han sobrevivido y por tanto los mismos genes se repiten tras cada reproducción, habiendo en muchos casos una variedad casi nula entre individuos. 

Son muchos los ejemplos llamativos de especies que han pasado por un cuello de botella a lo largo de su evolución, entre ellas se encuentran el actual Guepardo (Acinonyx jubatus), los Elefantes Marinos del norte (Mirounga), el Bisonte Americano (Bison bison) y en última instancia el Ser Humano. 

Si, en efecto, el Ser Humano también pasó por un cuello de botella provocado por un cataclismo. Aproximadamente hace 73.000 años el volcán de Toba situado en el centro de la zona septentrional de la isla indonesia de Sumatra, explotó generando una gran devastación que entre otras cosas produjo una reducción de 15º C en las temperaturas globales, una reducción de la luz solar del 80% y una manta de polvo que cubrió la atmosfera terrestre durante 6 o 7 años con un invierno volcánico global.

La explosión de este volcán sucedió cuando la especie Homo Sapiens se encontraba en mitad de su desarrollo y la hambruna que sucedió a este cataclismo afectó a más del 75 por ciento de las especies. Se calcula que en aquel momento, el numero de seres humanos que sobrevivieron al cataclismo se podían contar tan solo por miles. Algunos estudios apuntan a que quedaron tan solo 1000 parejas reproductoras, lo que llevó a que se produjera un cuello de botella muy estrecho. Por ello actualmente, en el ADN de los seres humanos, solo existe una diferencia aproximada del 10% sin importar lo distintos que podamos parecer o nuestro lugar de origen. Todos tenemos en común más de lo que hubiéramos pensado debido al cuello de botella. 

Como podemos ver, los cuellos de botella son un importante factor que influye directamente en la evolución de las especies, y uno de esos fenómenos que definió nuestra especie dejando tan solo unos miles de individuos de una población de varios millones. Somos lo que la evolución hizo de aquellos miles de sujetos que pasaron por el estrecho cuello de botella.

Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el articulo! Muchas gracias.


-------------------------------------------------------------------------
Os informamos que este post participa en la XXI edición del Carnaval de Biología, que hospeda @torosagua en su blog Enciclopedia Galáctica, y que os animanos a consultar.

6 comentarios:

  1. Muy, muy interesante.
    No sabía que se empleaba este termino de "cuello de botella", muy bien explicado-
    Gracias-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes:

      Muchas gracias por haberse pasado a leer el artículo y habernos dejarnos su comentario. Siempre es un placer.

      Cordiales saludos.

      Eliminar
  2. Me ha encantado el artículo. He aprendido cosas nuevas y entendido otras de las que había oído hablar pero nunca me habían quedado claras. Muy buena explicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:

      Muy amable por su comentario. Siempre es un placer conocer que este articulo ha sido de utilidad a alguien y hemos aclarado alguna duda. Muchas gracias por su tiempo y por pasar a dejarnos el comentario.

      Cordiales saludos.

      Eliminar
  3. Wow! Excelente, el término de "Cuellos de Botella" solo lo había ligado a la industria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Torjo Sagua:

      Nos alegra que te haya gustado el artículo, siempre es un placer descubrir estas pequeñas cosas nuevas ligadas a la existencia del Ser humano. Felicidades por la XXI edición del Biocarnaval. Un buen trabajo de gestión. Muchas gracias por el mensaje.

      Cordiales saludos.

      Eliminar

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más