miércoles, 15 de mayo de 2013

La procesionaria del pino


Durante largo tiempo se estuvo hablando de un grave problema que devoraba nuestros pinos. Con esa forma de bolas blancas fijadas a las ramas de estos árboles, cada vez que pasabamos cerca de un pinar podíamos ver rápidamente si estaba infectado con estos insectos, pues el aspecto blanco de estos capullos destacaba con el verde de las acículas de pino.

Estamos hablando de la conocida "Procesionaria" como se la conoce en su nombre vulgar, o "Thaumetopoea pityocampa" en su nombre científico. Son estas orugas que se desplazan en largas filas como si estuvieran enganchadas unas con otras y que para el hombre tienen un efecto urticante bastante nocivo. La procesionaria es una especie de lepidóptero de la familia Thaumetopoeidae que abunda en pinares de Europa del Sur y Central y que en estado adulto tiene forma de mariposa. A parte de los pinos también se alimenta de cedros y abetos.

En el verano, entre Junio y Julio, salen de bajo tierra las mariposas adultas que traerán la nueva generación de Procesionaria. Salen de debajo de la tierra debido a que es donde las orugas se enterraron, y vuelan a los árboles cercanos donde a una altura aproximada de metro o metro y medio, las hembras comienzan a desprender feromonas para atraer a los machos.  Tras aparearse, o bien en el mismo pino o bien en otro, busca un lugar donde hacer la puesta de entre 200 o 300 huevos. La puesta la realizan alrededor de las acículas del pino.

Durante un mes y medio los huevos permanecen en el árbol sin eclosionar, y es alrededor de septiembre cuando esto último sucede y las larvas nacen. Una vez que las larvas nacen, se mantienen siempre juntas y siempre en el árbol, haciendo un nido cada vez más grande mediante su seda, de modo que en el momento más frío del invierno suelen estar ya en la tercera muda, con un nido grande y bien visible. Durante el invierno únicamente abandonan el nido en cortos periodos para buscar comida, siempre en el mismo pino donde viven y durante la noche, y así sobrevivir a los meses más fríos.

Las larvas continúan alimentándose y creciendo hasta que llegan a la quinta muda, que es cuando el insecto está más desarrollado y posee su mayor tamaño y, consecuentemente, su mayor peligrosidad debido a su mecanismo de defensa. También es en esta fase en la que se provoca mayor defoliación de los árboles, pues se alimentan de ellos en grandes cantidades para preparar su metamorfosis.

Cuando están listas, en primavera, las orugas de procesionaria abandonan el nido y el árbol,  descendiendo hasta el suelo. Es en esta fase en la que se ponen en ordenadas filas y todas juntas  recorren el suelo en procesión en busca de un lugar en el que enterrarse y comenzar su metamorfosis. Estas orugas tienen como misión enterrarse para pasar a la forma de pupa, de la que más tarde, puede que ese mismo verano u otros, pues algunas retrasan su metamorfosis en espera de un verano adecuado hasta cinco años (fenómeno conocido como diapausa), saldrá la mariposa, que tan solo vivirá 24 horas, lo suficiente para realizar la puesta.

Esta espera bajo tierra es la responsable de que sea tan complicada la eliminación de esta especie, pues pese a las grandes limpiezas en los veranos e inviernos de los nidos y prácticamente la exterminación de esas generaciones, volverán a nacer mariposas que se enterraron años atrás a la espera del verano adecuado para ellas, por lo que la infestación vuelve a comenzar de nuevo con esa generación que se encontraba en letargo.

¿Por qué simplemente pasar cerca de sus nidos puede provocar urticaria? Bueno, lo cierto es que el sistema de defensa de esta especie es muy curioso, ya que se compone de unas acumulaciones de pinchos parecidos a dardos o flechas con veneno, que pese a ser modesto, puede provocar serias molestias. Cada oruga posee aproximadamente 500.000 de estos dardos envenenados llamados "Tricomas". Estos tricomas tienen una forma muy curiosa que está diseñada para ser clavada en el adversario, y esto lo propicia el hecho de que se desprenden con gran facilidad de la oruga y pueden ser arrastrados por el aire debido a su minúsculo tamaño, tan solo 100 o 200 micras. 
 
Los dos extremos de los tricomas están increíblemente afilados y una de las puntas tiene púas dispuestas de modo que una vez entran en contacto con la piel, van perforando solas y clavándose más profundamente como si fuera un anzuelo. Lo peligroso de este dardo minúsculo es que una vez clavado, el veneno ayuda a que la herida se infecte, y si contamos que pueden caer miles con cada contacto, el resultado puede ser terrible.

¿Tanto problema pueden causar? Para los humanos esta especie es bastante molesta aunque no llega a producir ningún efecto muy grave. Los sarpullidos picores y ronchas provocados por el efecto urticante de los pelos de estos insectos suelen ser los casos más comunes. Algo más grave es la exposición regular a estos insectos, que lejos de acostumbrar al cuerpo agrava las consecuencias llegando a producir problemas respiratorios. Y recordamos que no es necesario entrar en contacto directo con ellos sino que pasar cerca de uno de sus nidos puede ser suficiente para que pelos desprendidos se adhieran a la piel o la ropa.

En cambio, para los perros, esta especie de insectos suelen suponer un terrible problema, ya que debido al movimiento en grupo, la forma, los colores y la curiosidad de estos animales, suelen acabar olisqueándolas, chupándolas y mordiéndolas, lo que acaba generando unos graves problemas para la salud del animal debido al efecto urticante que provocan. Entre los casos más comunes suele encontrarse la necrosis y pérdida parcial de la lengua de los perros afectados.

Así que si paseando por el monte, sobre todo en zonas de pinos, aprecian la presencia de estas orugas, tengan mucho cuidado con ellas y sobre todo eviten el contacto directo alejandose de las ramas bajas donde se aprecien los sacos blancos que son sus nidos.

Gracias por su atención. ¿Conocía todo lo que he contado? ¿Le ha parecido interesante? ¡No olvide su +1 aquí abajo y comentar el artículo! Muchas gracias.

2 comentarios:

  1. I comment whenever I appreciate a article on a blog or if I
    have something to valuable to contribute to the discussion.
    Usually it is triggered by the sincerness displayed in the post I looked at.
    And on this post "La procesionaria del pino". I was actually excited
    enough to drop a thought :-P I do have 2 questions for you if you don't mind. Could it be simply me or do some of these remarks appear like coming from brain dead individuals? :-P And, if you are posting at other online sites, I'd like to follow anything fresh you have to post.
    Could you list the complete urls of all your communal sites like your twitter feed, Facebook
    page or linkedin profile?

    my blog post bux neo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Good morning,
      For your first question: this animal mainly cause cutaneous and ocular sickness. Sometimes it also cause breathing problems and anaphylactic shocks (that is when the human body tries to fight the problem with all the response mechanisms that it have and cause a stress in all the body). I really don't know if it affect to the brain system but if the symptoms are very serious, it could probably be affected.

      Talking about your second question, I have this online sites if you want to contact with me:
      E-mail: ceambiental@ceambiental.com
      Web: www.ceambiental.com
      Facebook: https://www.facebook.com/pages/Consultor%C3%ADa-y-Educaci%C3%B3n-Ambiental/480035385361207
      Linkedin: My name is Raquel Zalba Beisti. If you find my profile, I have asociated to my name the working site.
      Twitter: @CEAmbiental
      Feel free to contact with me in all this pages.
      I look forward to hearing from you, my best wishes!



      Eliminar

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más