viernes, 7 de junio de 2013

El Diamante


Todo el mundo conoce los diamantes o sabe qué aspecto tienen por haberlos visto en algún momento, en el mayor de los casos en el escaparate de la joyería del barrio, y algunos afortunados también formando parte de su joyero, pero... ¿Cómo se forman? ¿De dónde provienen realmente? Hoy vamos a abordar este interesante tema.

 El nombre "Diamante" proviene del griego antiguo, "adamas". Su significado o traducción es "Invencible" o "Inalterable" y no es de extrañar, pues el diamante es considerado el mineral más duro del mundo y también es el material que más alta conductividad térmica posee. Pero eso no quiere decir que el diamante sea indestructible, sino todo lo contario. Es curioso como el diamante y las gemas en general, cuanto más dureza presentan más frágiles son. Entre todas las gemas, el diamante también presenta otra propiedad, que es la elasticidad fuerte, por lo que si se cae, un único choque podría no ser suficiente para romperla, en cambio varios seguidos si provocarían su ruptura. Por lo que diamante presenta tanto densidad, como dureza y al mismo tiempo fragilidad y elasticidad.

Su alto valor, como muchas otras cosas en este mundo, proviene al igual que el oro y otras piedras preciosas, de su escasez en La Tierra. Está documentado históricamente que los diamantes fueron reconocidos y minados por primera vez en la India, hace 3000 años, creyéndose en algunas conjeturas que esta fecha puede extenderse al doble, hace 6000 años. En este mismo lugar, la India, es donde se comenzó a atesorar estos minerales en estado bruto como iconos religiosos.

El alto precio que alcanzan en el mercado estas pequeñas piedras preciosas es debido a que no se conocen grandes yacimientos de este mineral. La causa de que haya tan pocos es porque, para que se formen, tienen que darse una serie de condiciones muy especificas que no se suelen lograr con facilidad en el medio natural. Para que se constituyan los diamantes, han de exponerse materiales ricos en carbono a presión muy alta, que puede ir desde los 45 a los 60 kilobares, pero a la vez una temperatura comparativamente baja de entre 900 a 1300 ºC. El problema es que a la profundidad donde se da esa temperatura no hay suficiente presión, por lo tanto ahí reside el problema. Es muy complejo que un material de carbono se encuentre en una profundidad donde habiendo tan "poca" temperatura haya "tanta" presión.

Bien, pese a que es complicado que se den estas características, hay posibilidad de que se formen los diamantes, prueba de ello tenemos en las exclusivas joyerías. Podemos encontrar dos formas de que se originen: "La formación en cratones" y "Formación por impacto de meteoritos".

En el primero de los casos, la "formación en cratones", se da a una profundidad de entre 140  190 kilómetros, pero la combinación mencionada antes de temperatura y presión no se alcanza en cualquier zona de la tierra, solo se encuentra en las zonas más gruesas, viejas y estables de las placas continentales. A estas zonas se las llama "Cratones". Pasan muchos años desde que un diamante se forma hasta que llega a la superficie, concretamente entre 1.000 millones y 3.000 millones de años. Una edad nada despreciable para unos minerales tan apreciados.

El segundo de los casos, los diamantes también se forman debido a eventos que provocan un aumento muy grande de presión, como puede ser el impacto de un meteorito. Cuando un meteorito impacta en la tierra crea una zona donde aumenta muchísimo la presión y la temperatura al mismo tiempo, creándose así las características idóneas para la formación de diamantes. Pero los diamantes resultantes de estos impactos suelen llamarse "microdiamantes" debido al reducido tamaño de los mismos. El ejemplar más grande encontrado en un cráter de meteorito ha sido en Siberia, y tenía un tamaño de 1 centímetro.

Los diamantes o se encuentran en la superficie debido al impacto de un meteorito, o provienen de 190 kilómetros de profundidad. ¿Entonces como llegan a la profundidad necesaria para que podamos extraerlos? Ascienden desde mucha profundidad debido a las erupciones volcánicas que tienen un origen profundo. Un origen profundo es tres veces más profundo que la mayoría de las erupciones volcánicas que se dan normalmente, lo cual, se produce en muy pocas ocasiones. Cuando los diamantes ascienden por la chimenea de un volcán junto con la lava puede suceder que queden adheridos a las paredes de la misma, o bien que sean proyectados a la superficie junto al magma del volcán. 
 

El nombre diamante se atribuye a al mineral en bruto y sin trabajar, pero una vez que es procesado y se le otorga cierta forma, pasa a denominarse "Brillante", lo mismo que les pasa a otras gemas como los Zafiros, Esmeraldas o Rubíes cuando son pulidas y toman forma. El proceso de darle forma es muy complejo debido al reducido tamaño de las piedras y la cantidad de caras que hacen falta grabar para que reflejen correctamente la luz y así conseguir el grado de perfección que les dará un mayor valor en el mercado.
  
Pero también hay formas de obtener diamantes de manera sintética, y se puede lograr en laboratorios. La mayoría de los diamantes producidos sintéticamente poseen un color amarillo a diferencia de los naturales que normalmente presentan una transparencia blanca. Hay que pensar en que no solo en decoración y joyería se emplean diamantes, sino también en la industria, para crear cuchillas muy afiladas que corten materiales más duros de lo normal, u otras muchas funciones. Para todas estas funciones los diamantes sintéticos tienen una gran utilidad y demanda. Aunque últimamente, los nuevos procesos de producción están logrando obtener diamantes de calidad de gema para joyería y otros fines comerciales.
 
De manera natural, el diamante más grande del mundo que se ha extraído de la tierra tenía un peso de un poco más de un kilogramo, y fue obtenido en 1905 en unas minas de áfrica. Durante años se estudió como sacarle el mejor partido y finalmente fue dividido en 9 partes principales y 96 brillantes pequeños que pasaron a formar parte de las joyas de la corona británica. "La estrella de África", es el trozo más grande que se obtuvo, y pesa 530, 20 quilates teniendo 74 facetas. Actualmente sigue siendo el diamante tallado más grande del mundo.

Gracias por tu atención.  ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el articulo! Muchas gracias.

8 comentarios:

  1. I constantly spent my half an hour to read this webpage's articles or reviews every day along with a cup of coffee.

    my web blog: Volleyball Serving Drills

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you very much! I wish that you like also our next articles. It's a pleasure hearing that from you.
      Best wishes

      Eliminar
  2. Hola mi nombre es Stalin Elizalde Loja-ecuador muy buena información la verdad no me quedó algo claro para la formación idóna de diamantes se necesita altas presiones y temperaturas al mismo tiempo o a su vez una alta presión pero una baja temperatura.. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Stalin, muchas gracias por tu comentario.

      En cuanto a tu pregunta, los diamantes se generan por el enfriamiento lento de la roca que ayuda a que el elemento que forma el mineral (Carbono) enlace sus átomos formando una estructura característica cúbica que es el diamante.

      El diamante se forma cuando la estructura se está formando a unas temperaturas de aproximadamente 1000ºC (Que se considera baja en comparación con las temperaturas a las que está el interior de la Tierra) y a una presión elevada de unos 50 kilobares.

      Esperamos haber respondido a tu pregunta. Si tienes cualquier otra duda contacta con nosotros.

      Muchas gracias.

      Eliminar
  3. guacias ala persona que escribió el articulo "" del invencible"" atte . joyas .ned ---_ peru--lima

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, nos alegramos de tener seguidores en Peru. Un saludo

    ResponderEliminar

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más