jueves, 8 de agosto de 2013

Biofortificación



Hoy traemos a nuestro espacio un tema interesante que es de gran importancia en el campo de la alimentación. Se trata de la “Biofortificación”, un término que suena muy extraño pero que es un punto de gran importancia en materia de la lucha contra el hambre en países en vías de desarrollo y lugares necesitados.

¿Qué es realmente la Biofortificación? Se trata de un proceso a través del cual se generan unos alimentos de cultivo con una carga elevada de elementos nutritivos necesarios para la alimentación; la cantidad de nutrientes es mucho más alta que la que contienen los cultivos originales de los mismos productos. Se trata de productos básicos para la alimentación que poseen unos elementos concretos muy necesarios para la nutrición humana.

Para conseguir estos alimentos, se utilizan técnicas de fitomejoramiento convencional y la biotecnología moderna. Se aprovechan ciertos cultivos como puede ser por ejemplo el maíz, el trigo o el arroz, modificándolos para que contengan más elementos necesarios para la nutrición. Tras modificar estos cultivos, lo que realmente sucede es que  al final poseen una mayor cantidad de vitaminas y minerales que los cultivos tradicionales. 

Para llevar este proceso de mejora de ciertos alimentos a las poblaciones que lo requieren, hay que tener mucha precaución y prestar especial atención a las prácticas y costumbres tanto sociales, como alimenticias, como biológicas de las poblaciones de destino. Habrá que potenciar aquellos alimentos que formen parte esencial de la dieta de estas poblaciones y que mejor se adapten al medio. Este es un punto crucial en la puesta en práctica de estos proyectos, pues a través de esta técnica (biofortificación), es posible proveer a ciertas poblaciones de productos que de manera natural disminuyen sus problemas de salud.

Uno de los primeros alimentos de los que se tiene constancia que fueron modificados para que contuviera mayor cantidad de nutrientes, fue el arroz. Un científico de procedencia suiza llamado Ingo Potrykus, desarrolló el “Arroz Dorado” o también conocido como “Golden Rice”. El arroz de toda la vida, que a juicio de este científico era pobre en vitamina A, fue modificado al inyectarle “betacaroteno” y otros elementos que son potenciadores de la vitamina A. De esta forma se obtuvo un arroz con más cantidad de esta vitamina, y un color dorado que fue el causante del nombre que posee.

La idea original fue generar un arroz más eficiente nutricionalmente, que solventara la carencia de Vitamina A, la cual genera desnutrición en ciertas partes del mundo, y puede producir ceguera así como un peor funcionamiento del sistema inmunológico y por tanto, aumento de las infecciones.

En comparación con cultivos convencionales, los cultivos biofortificados tienen mejores características, pues tienen un mayor rendimiento y presentan una mayor resistencia a plagas. Pero cabe poner sobre la mesa ciertas preguntas como son: ¿Serán aceptados estos cultivos por los agricultores de las zonas donde podrían ser buena fuente de alimento para combatir los problemas nutricionales? ¿Qué costes tendrían para estas gentes? ¿Serán sustentables a largo plazo? ¿Son un modo de cultivo sustitutivo o solo temporal? Preguntas de gran importancia para el desarrollo de este modelo. 

Gracias por tu atención. ¿Conocías todo lo que he contado? ¿Te ha parecido interesante? ¡No olvides tu +1 aquí abajo y comentar el artículo! Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más