miércoles, 18 de diciembre de 2013

El crecimiento de las poblaciones



Cada especie tiene una dinámica de crecimiento distinta. La ecología de poblaciones estudia los factores que regulan el crecimiento de la población de individuos de una misma especie, su dinámica y su evolución a lo largo del tiempo. 

Hoy concretamente vamos a describir dos estrategias que tienen los seres vivos para crecer. Una por ejemplo sería la que utilizan las mariposas y otra la de los elefantes ¿Te gustaría conocerlas? Sigue leyendo y aprende con nosotros.

Las dos estrategias de las que vamos a hablar son la estrategia de la r y la estrategia de la K.

La estrategia de la r es un modo de crecimiento en el cual la especie tiene una gran capacidad de reproducción. Pueden reproducirse muy rápidamente y tener mucha descendencia en cada camada, en ocasiones solo se reproducen una vez en toda su vida. 

Este tipo de especies son muy buenas colonizando nuevos hábitats, suelen ser invasoras y oportunistas. Su población podría crecer muy rápidamente y ser un gran problema para el resto de especies, sin embargo, también suele tener problemas de supervivencia debido a factores climáticos o agentes externos como un agotamiento de sus nutrientes. 

Sus poblaciones suelen aumentar de forma exponencial cuando tiene condiciones óptimas y decrecen bruscamente en condiciones desfavorables. Estas variaciones de población suelen ocurrir cada año. La población es muy variable a lo largo del tiempo y normalmente no supera la capacidad de carga del medio.

Son especies de pequeño tamaño, propias de ecosistemas muy poco evolucionados y poco organizados, que normalmente se han formado en la actualidad tras su alteración por la acción del ser humano.

Esta estrategia es  propia de los ratones y otros roedores, de los insectos o de peces pequeños. No debemos olvidar que las plantas también siguen estas estrategias de supervivencia, pertenecerían a este grupo las plantas con abundantes semillas como herbáceas anuales o árboles como el pino.

La segunda estrategia se denomina estrategia de la K. Entran en este grupo las especies que han desarrollado mecanismos para regular su fertilidad en función de la densidad de la población y de su capacidad de dispersión en el medio. 

Su capacidad de reproducción es limitada y cíclica. La descendencia es poco numerosa y se desarrolla muy lentamente. Además, una vez nacidos los individuos no son capaces de sobrevivir por sí mismos y la población adulta debe hacerse cargo de ellos.

Son especies más evolucionadas y más eficaces aprovechando sus recursos. Forman parte de ecosistemas bien organizados poco modificados por la acción humana y otros factores naturales, pero tienen problemas con su entorno ya que su población esta próxima al límite de carga del medio por lo que si su población aumenta demasiado, el medio puede verse alterado, provocando un descenso de alimento, que provoca un desajuste en la cadena alimentaria mermando de nuevo su población. La competencia de estas especies entre sí es muy intensa.
 
Este grupo lo conforman animales como grandes mamíferos, aves rapaces, y plantas con pocas semillas, de porte grande como la mayoría de los frutales.

No debemos olvidar que cada animal tiene una forma de adaptarse al medio y crecer, por tanto, estos patrones descritos son teóricos y muy extremos. Cada especie tiene su forma de actuar concreta, normalmente con una estrategia intermedia entre el patrón de crecimiento r y el K.

¿Conocías esta teoría? Ahora puedes presumir ante tus amigos explicándoles estas estrategias y cuando veas un animal podrás identificar cómo es su estrategia de supervivencia. 

Deja a continuación tus dudas o sugerencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más