martes, 31 de diciembre de 2013

El Muérdago



Durante las celebraciones Navideñas, las casas y las calles adquieren una decoración muy peculiar, se monta el Belén, se decora el Árbol de Navidad, las calles se llenan de luces de colores y motivos navideños...Hoy vamos a conocer una planta a la cual se le da cierto protagonismo en estas fechas en muchas culturas, veremos de dónde viene esta tradición y descubriremos las características más peculiares del muérdago. Pon mucha atención, comenzamos.

El Muérdago es una planta que conocían muy bien en la época de los Romanos.  Entre los antiguos Galos, como sabréis si habéis leído los comics de Asterix y Obelix, existía la figura de los druidas, que recolectaban esta planta para utilizarla en sus ritos y pociones, y por supuesto, nunca faltaba en los ritos de año nuevo. 

Numerosas leyendas, mitología y tradiciones han llegado hasta nuestros días, y actualmente son muchas las familias que cuelgan una ramita de muérdago en el techo y puertas de sus casas como símbolo de buena suerte y fertilidad.

El nombre científico del muérdago es Viscum album, aunque en realidad existen numerosas otras especies. Es una planta epifita, esto quiere decir que crece sobre otras plantas, normalmente sobre los árboles de roble, pino o encina. El muérdago es una planta semiparásita, que se alimenta de los nutrientes de los árboles en los que se asienta. Posee unas raíces que penetran en el tronco, llegan hasta el interior de la planta y chupan la savia del árbol.

Decimos que la planta es semiparásita porque sus hojas son de color verde y realiza también la fotosíntesis. Es perenne y suele asentarse sobre los troncos de árboles de hoja caduca, por ello, cuando se desprenden las hojas en otoño, la planta se hace especialmente visible entre las copas de los árboles.

El fruto es pequeño de color blanquecino y sirve de alimento para muchas aves. Al romper el fruto podemos encontrar la semilla y un líquido muy pegajoso que permite a las semillas adherirse a las ramas de los árboles para poder germinar. 

A lo largo de la historia, al muérdago se le han atribuido propiedades mágicas. Nada más lejos de la realidad, esta planta tiene propiedades medicinales, porque contiene Viscotoxina,  una proteína propia del muérdago que estimula el sistema inmunitario, y está indicado para remediar numerosas enfermedades. Pero tomada en dosis elevadas puede ser tóxica, de hecho, está restringida o prohibida su venta a causa de la toxicidad de sus hojas y frutos.

Ya conoces un poco más esta planta, ¿Has colocado una ramita de muérdago en casa? Cuéntanos tu experiencia.

Muchas gracias a todos, os deseamos una feliz Noche Vieja y un gran día de Año Nuevo. ¡Hasta el año que viene!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más