miércoles, 4 de diciembre de 2013

Formación de un Delta



Con este artículo nos trasladamos a la costa, aquí, podemos encontrar numerosas morfologías distintas que se forman al encontrarse el mar con la tierra. Podemos encontrar acantilados, playas, deltas, estuarios... hoy nos centramos en los deltas. ¿Conoces qué son? léenos y descúbrelos. 

Los deltas son áreas en las que desembocan los grandes ríos. Se generan en zonas en las que los mares son tranquilos, poco enérgicos ya que su proceso de formación es muy lento y los materiales con los que se forma son fáciles de retirar. 

Los ríos, a su paso por la tierra van erosionando la tierra y las piedras de las paredes y del suelo de los mismos, estas partículas (graba, lodo, arena o arcilla) son transportadas por el agua río abajo y se van depositando al llegar a la desembocadura.  Si el mar es lo suficientemente calmado, estos sedimentos se depositan justo en el límite del río y al cabo de muchísimos años, los sedimentos emergen y van tomando forma.
 
La forma de los deltas es triangular, en forma de letra griega delta, de ahí su nombre. Está formado por numerosos canales de agua en los que se subdivide el río en su desembocadura.

La zona emergida es lo que se denomina propiamente delta, pero la mayoría de los sedimentos se encuentran sumergidos y ocupan enormes extensiones. 

En todo el planeta existen numerosos deltas, a continuación presentamos algunos de ellos vistos desde las alturas.

Delta del Ebro: España

Delta del Nilo: Egipto

Delta del Tigre: Argentina

Delta del Lena: Rusia

Los sedimentos dotan al delta unas características de fertilidad muy buenas por lo que los terrenos que se forman con los deltas tienen gran interés económico para los cultivos como el arroz.
 
La actividad humana en los deltas es muy importante, pero no hay que olvidar que estos suelos y aguas fértiles también son importantes reservas de la biodiversidad y deben ser cuidados y mantenidos. Las aves encuentran en los deltas un lugar perfecto para nidificar, tener crías y alimentarlas fácilmente y a salvo.

Recuerda de los deltas son espacios muy vulnerables y una pequeña acción sobre ellos, o en su entorno, puede desencadenar grandes repercusiones. La disminución del caudal, el hundimiento de los deltas en el mar o la introducción de nuevas especies pueden hacer que este sufra grandes cambios y pierda las facultades que lo hacen tan importante.

Espero que os haya gustado. Muchas gracias. Deja tu comentario y síguenos en las redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más