miércoles, 22 de enero de 2014

Pescado azul y Pescado blanco



En este nuevo artículo queremos dar a conocer las diferencias entre el pescado blanco y el pescado azul. No son pocas las veces de la  vida cotidiana en las que hacemos alusión a estas dos variedades de pescado pero... ¿Sabemos realmente por qué se les llama así? Vamos a conocerlo.

La característica más general de su denominación es la cantidad de grasa que tienen en su cuerpo, el pescado azul tiene más  del 5% de grasa, mientras que el pescado blanco tiene un 2% o menos.

En primer lugar hablaremos del pescado azul o graso. El pescado graso, suele vivir en aguas profundas y frías, además, se mueve mucho y con rapidez por lo que tiene las aletas potentes. Suelen ser especies migratorias, por ello, necesitan una mayor cantidad de grasa.

El pescado azul es muy recomendado en todas las dietas ya que posee omega 3, un ácido graso poliinsaturado que no puede sintetizar nuestro cuerpo y que es muy bueno para evitar enfermedades cardiovasculares y cerebrales. También contiene Magnesio, Yodo, Fósforo, Hierro, Calcio y Vitaminas A, B, C y D.

Este tipo de pescado también puede traer contraindicaciones ya que aunque es más rico en nutrientes, también tiene mayor capacidad de concentrar sustancias tóxicas, sobre todo los ejemplares de mayor tamaño, que absorben los contaminantes recogidos por los peces más pequeños de los cuales se alimentan.

Algunos ejemplos de pescados azules serían el Atún, el Salmón, el Pez espada, la Anchoa o la Sardina.

Por otra parte, el pescado blanco o magro, es más sedentario y lento, vive en aguas más cálidas, poco profundas, cerca de la superficie y no necesita acumular tanta grasa. Al no realizar grandes esfuerzos físicos, sus aletas son redondeadas y planas. Este pescado es muy utilizado en las dietas de adelgazamiento porque tiene menos calorías. Además es un pescado muy rico en proteínas y vitaminas del grupo B. 
 
Algunos ejemplos de pescados blancos serían la Merluza, el Bacalao, el Lenguado, el Rape, el Gallo, el Rodaballo, el Congrio o el Cabracho.

Como buenos observadores, os habréis fijado en un detalle, ¿Cómo se llaman los peces que contienen entre un 2% y un 5% de grasa? Estos pueden denominarse pescados semigrasos. Son especies en las que el contenido de grasa varía a lo largo del año, entran en este grupo peces muy valorados como la lubina, la dorada, el besugo o el salmonete.
 
En cuanto a la toxicidad del pescado, es importante tener en cuenta el origen del mismo. Uno de los mares más contaminados es el báltico. En España, además de un gran mercado pesquero tenemos la suerte de que nuestros mares, tanto el Mediterráneo como, sobre todo, el Atlántico son de los más limpios del mundo y el riesgo de toxicidad es menor.

¿Te ha gustado este artículo? Escríbenos tus dudas y sugerencias. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más