miércoles, 5 de febrero de 2014

¡Conoce con nosotros tu Huella de Carbono!



¿Qué es la Huella de Carbono? ¿Sabes cuál es la tuya?

La huella de Carbono mide la cantidad de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que se emiten a la atmósfera por individuo, organización, evento o producto. La huella de carbono trata de calcular la cantidad de carbono medido en kilogramos de CO2 equivalente que se emiten en un espacio y tiempo concreto. Se pueden hacer huellas de carbono de todas las actividades que realiza el ser humano:

- Huella de carbono personal: cada uno puede evaluar las emisiones de GEI que produce en una acción concreta, en un ámbito de su vida o en su vida en general, tanto a nivel de transporte, alojamiento, alimentación y otros consumos. Por ejemplo, se puede medir la huella producida durante unas vacaciones, la que se produce durante la vida laboral, la que una persona produce durante un mes o la que se produce en una vivienda familiar.

- Huella de carbono de una organización: es una de las más típicas, sirve para todo tipo de sectores. Analiza la cantidad de Kg de CO2 producida por año en la organización en su conjunto. También en este caso se realizan huellas de carbono a corto plazo, como la que se obtendría al participar en un evento, al emitir propaganda puntual, etc.

- Huella de carbono de productos: tiene en cuenta las emisiones que se producen desde la adquisición de materias primas, al fabricar el producto y durante todo el ciclo de vida del mismo hasta incluso al realizar su gestión como residuo.

La huella de carbono se suele medir a nivel anual, sin embargo como hemos citado anteriormente, también se puede medir una actividad que ocurre en un periodo más o menos corto de tiempo o se puede extrapolar a otros años.

Existen distintas metodologías para calcular la huella de carbono, las más utilizadas en nuestro país son la ISO 14064, la GHG Protocol (Americana), la PAS 2050 o la Bilan Carbone (Francesa).

No hay una norma concreta de medir o certificar la huella. Además, algunas normas y mediciones no tratan únicamente de medir los kilogramos de CO2 equivalente, también miden los GEI individualmente, separando las emisiones de CO2, CH4 o N2O.

Las empresas pueden beneficiarse muchísimo al conocer su huella de carbono, ya que con este sistema se identifican las fuentes de emisión y cantidades. Con los resultados se pueden definir nuevos objetivos, nuevas políticas y nuevas iniciativas que mejoren la producción, ahorrando estos costes y conociendo los puntos críticos que pueden implicar a la organización.

El menor valor de huella ecológica es el mejor, pero, como hemos dicho anteriormente, existen múltiples metodologías e incluso cada persona o empresa tiene en cuenta unos factores y les da más relevancia a otros, por ello, no es posible la comparación de las huellas de carbono entre sí.

La  huella de carbono sirve a nivel personal, de organización o de producto, para conocer el impacto que se tiene respecto a la emisión de gases de efecto invernadero y poder así mejorar algunos aspectos para reducir esa emisión.

Además, una vez obtenida la huella, existen medidas compensatorias que permiten reducirla. Se pueden comprar bonos de carbono o realizar plantaciones de árboles. 

En algunos países europeos ya se conoce la huella ecológica de muchos productos a la venta, y es una razón muy importante a la hora de elegir entre dos marcas. 

¿Quieres conocer tu huella de carbono a nivel personal? ¿La de tu organización o empresa? ¿La de un producto? ¿O la de un evento que vas a realizar? Ponte en contacto con www.ceambiental.com, ¡Llámanos y conoce tu huella!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más