miércoles, 19 de febrero de 2014

Rodeados de Plástico



En este artículo hablamos del plástico, un material muy utilizado y fácil de encontrar en cualquier sitio. Incluso en los lugares más insospechados del planeta, trágicamente, podemos encontrar residuos de plástico.

Los plásticos son polímeros en su mayoría sintéticos, compuestos principalmente de carbono, a partir de derivados de celulosa, resinas, derivados del petróleo..., que se utilizan para producir gran cantidad de objetos. Su uso se comenzó a desarrollar a mediados del siglo XIX en Gran Bretaña, aunque su gran desarrollo ha sido durante el siglo XX y la actualidad.

Hoy por hoy los plásticos están por todas partes. Muchos de los objetos de plástico son reutilizables y se utilizan a diario, como carpetas, gafas, sillas o juguetes. Sin embargo, la mayoría de los envases son de "usar y tirar". Vamos a conocer dónde debemos depositar estos objetos de plástico y que ocurre con ellos una vez que los desechamos.

En primer lugar debemos conocer que el contenedor de plástico es el amarillo (el color puede variar dependiendo del municipio). No todos los plásticos y todos los envases se pueden reciclar. Para saber qué envases se pueden verter al contenedor amarillo, hay que localizar el símbolo de las dos flechas que vemos en la imagen de la derecha. Este símbolo significa que: la empresa que ha puesto el objeto en el mercado cumple con la ley de envases y residuos de envases, y ha pagado el reciclado y valorización del residuo. 

No obstante, si tienes dudas, antes de que el objeto que quieres tirar vaya directamente a vertedero, échalo al contenedor amarillo y dale una oportunidad.

Una vez tiramos nuestros envases al contenedor, la empresa encargada recoge el material y lo traslada a su centro de tratamiento. Allí se realiza el siguiente proceso:

- Limpieza: los residuos se lavan para eliminar los restos de comida, crema, jabón o suciedad en general que puedan quedar.
- Clasificación: se separan los distintos tipos de plástico. Esta separación se puede hacer por tamaño de los envases, densidad del plástico, etc.
- Triturado: el plástico se tritura y transforma en materia prima (granza), la cual se utiliza para la fabricación de nuevos objetos.

El plástico pierde sus propiedades en cada uso y normalmente puede reciclarse de 5 a 8 veces.

En los últimos meses se ha puesto muy de moda la idea de guardar los tapones de plástico de los envases, para ayudar a personas con enfermedades raras en la investigación de dichas enfermedades o en ciertas medicinas o aparatos que necesitan para tener menos problemas en su día a día.
 
Esta iniciativa consiste en separar únicamente los tapones porque normalmente están realizados con plásticos no reciclados, y como hemos visto que los plásticos no pueden reciclarse infinitamente,  estos tienen más valor en el mercado.

Una vez recogidos los tapones, se llevan a la empresa competente, que realiza el proceso citado anteriormente. Los antiguos tapones pasan a formar parte de envases de detergente, botellas de leche, tetrabriks, perchas, etc.
 
Dependiendo del tipo, este material tarda de 100 a más de 1000 años en descomponerse. Y su degradación en lugares no controlados puede producir sustancias tóxicas, sobre todo en el agua, donde el plástico causa la muerte a miles de animales cada año.

Ahora ya conoces un poco más sobre este material. Recicla el plástico y ayuda a evitar las grandes islas de basura que se forman en nuestros océanos. Cuida el medio ambiente y el mundo en el que vives, ¡recicla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más