miércoles, 5 de marzo de 2014

¡Vuelve al vidrio!



Siguiendo con el tema del reciclaje, hoy presentamos otro material que ha sido utilizado por el ser humano durante miles de años, el vidrio. 

El vidrio es un material que se forma con arena de sílice, caliza o carbonato de sodio. Puede formarse de forma natural, aunque también es muy común su síntesis artificial. Esta síntesis requiere la fusión a gran temperatura de una mezcla de los minerales citados anteriormente.

Ya en el Egipto antiguo se comenzó a utilizar para hacer collares y adornos. Desde entonces se ha conseguido trabajar este material dándole forma con el soplado (técnica inventada en la Antigua Roma), y se ha perfeccionado este arte hasta la actualidad.

El vidrio ha sido utilizado por el ser humano durante miles de años, pero desde el gran boom del plástico en el siglo XX, se ha reducido considerablemente la utilización del mismo. Sin embargo, este material es muy importante y cada vez vuelve a tener más valor debido a que es un material reciclable que no tiene fecha de caducidad, siempre tiene las mismas características y se puede reutilizar una y otra vez únicamente lavándolo. Si no se recicla, una botella tarda más de cien mil años en desintegrarse.

No obstante, el vidrio es un material muy frágil, y se rompe con facilidad. Además, en la actualidad nos hemos acostumbrado a utilizar objetos de usar y tirar y aunque el vidrio podría reutilizarse  en vez de reciclarse, no son pocas las ocasiones en las que las botellas, frascos y distintos objetos de vidrio acaban en los contenedores.

El contenedor del vidrio es normalmente verde y en forma de iglú, aunque como en otras ocasiones decimos, la estética puede variar según los distintos municipios. En algunos lugares incluso se realiza la separación de vidrio por colores en el propio contenedor, habiendo un recipiente para los distintos colores: verde, ámbar, café o transparente.

Las empresas que venden sus productos envasados en vidrio pagan a la empresa encargada de su reciclado  para que se haga cargo del mismo una vez que lo tiramos al contenedor. Para saber si el vendedor a pagado para su reciclado, se debe identificar el punto verde en la etiqueta del producto.

Una vez lo echamos al contenedor, el vidrio se clasifica por colores (si no se ha realizado la separación en los contenedores) y se le eliminan todos los materiales que se hayan podido colar (papeles, tapones...). Posteriormente el vidrio se tritura hasta producir polvo de vidrio (calcín), el cual se funde para fabricar nuevos envases o productos.

Es importante reciclar el vidrio ya que al fabricar vidrio reciclado se utiliza mucha menos energía que al fabricar vidrio con la materia prima mineral.

Si no vas a reutilizar el vidrio, recíclalo. No lo tires en cualquier sitio, ya que este material puede actuar a modo de lupa y ser el foco causante de grandes incendios. 

Desde aquí, recomendamos utilizar y reutilizar el vidrio, un material estable que no causa problemas. ¿Utilizas envases de vidrio? ¿Reciclas correctamente estos envases? No lo dudes y ¡vuelve a utilizar vidrio!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más