miércoles, 2 de julio de 2014

Huella Hídrica



¿Qué es la Huella de Agua? ¿Sabes cuánto agua se necesita para producir todo lo que consumes?

Solo el 3% del agua de todo el planeta es agua dulce, de esta, el 2% se encuentra en estado sólido formando, principalmente, los glaciares. El resto, un 1%, es agua dulce que forma parte de los ríos, lagos y aguas subterráneas.

Gran parte del agua dulce se consume y se contamina cada día en actividades como la agricultura, la industria y por su uso en los hogares. La huella hídrica es un indicador que mide el volumen de Agua dulce que se utiliza directa o indirectamente para producir los bienes y servicios que se consumen por individuo, por familia, por comunidad, por ciudad, por nación, por una empresa, por un sector económico, etc. Este indicador se expresa en litros de agua por unidad de producción o servicio.

El término se comenzó a utilizar en el año 2002. Reconoce que los impactos que genera el ser humano en los sistemas hídricos, pueden estar relacionados con su consumo.

Todo lo que nos rodea tiene un porcentaje de agua, o para su producción ha sido tratado con agua. Para entender este concepto, hay que concebir La Tierra como una gran cadena trófica en la que el componente de interacción principal es el agua. 

Ahondando más sobre en el cálculo de La huella hídrica, podemos  decir que el agua consumida, se divide en tres componentes:

Agua Azul: volumen de agua dulce que puede ser consumida directamente de los recursos hídricos del planeta, tanto provenientes de aguas superficiales como subterráneas. El agua azul sufre grandes pérdidas por evaporación. Este tipo de agua es muy importante tanto para la agricultura como para la industria y para su consumo en los hogares.

Agua Verde: volumen de agua que se que se ha evaporado de los recursos hídricos del planeta y vuelve a ser útil en forma de precipitaciones. Este agua es fundamental para la agricultura y los ecosistemas naturales.

Agua Gris: volumen de agua contaminada que se asocia a la producción de bienes o servicios. El agua gris esta fundamentalmente relacionada con su uso en la industria.

La huella hídrica es la suma de estas 3 formas de agua.

De este concepto, nace la Norma ISO 14046. Esta norma unifica los sistemas de medición de la Huella Hídrica, y establece los principios, requisitos y directrices para la correcta evaluación de la Huella Hídrica. Esta norma ayuda a evaluar los posibles impactos ambientales que se relacionan con el agua y permite identificar oportunidades de reducción de los mismos.

¿Cómo podemos reducir nuestra Huella Hídrica?

Aunque en muchos ámbitos son las empresas las encargadas de minimizar su Huella Hídrica y no nos corresponde a nosotros gestionar el uso del agua, a nivel de individuo, si que podemos cambiar ciertos hábitos de nuestra vida diaria para disminuir el gasto de agua realizando las siguientes actividades:

- Dúchate en el menor tiempo posible.
- Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes.
- Arregla los grifos si gotean.
- Aprovecha el agua de lluvia para regar las plantas.
- Riega tus plantas por la noche o cuando el sol incide débilmente.
- Ajusta el nivel de agua de la lavadora, el lavavajillas, y el inodoro.
- No juegues con el agua.

El agua es un recurso esencial para la vida y debemos cuidarla para poder abastecernos adecuadamente siempre que lo necesitemos. El cálculo de la huella hídrica nos ayudar a concienciarnos sobre el consumo de agua.

¿Quieres conocer tu huella de agua a nivel personal? ¿La de tu organización o empresa? ¿La de un producto? ¿O la de un evento que vas a realizar? Ponte en contacto con www.ceambiental.com, ¡Llámanos y conoce tu huella hídrica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más