miércoles, 13 de agosto de 2014

Descubriendo el Alga Nori



En el artículo de esta semana vamos a unir alimentación y vegetación marina. Hablamos de un alga muy común en la cocina oriental, el alga Nori. Descubre dónde crece, sus características y sus propiedades.

Se llama Nori a todas las algas rojas comestibles del género Porphyra. Existen más de 70 especies diferentes, aunque solo 7 de ellas se utilizan en alimentación, destacando las especies Porphyra yezoensis y Porphyra tenera

El alga Nori es un alga pequeña, de color marrón rojizo o grisáceo en su estado natural, aunque adquiere un color negro verdoso al secarse, y verde al cocinarse.

Crece en las orillas del mar, donde el agua no es muy profunda y puede captar fácilmente la luz solar. Se adhiere a superficies duras como rocas, piedras, conchas de crustáceos, e incluso hormigón y madera.

Su ciclo biológico es muy peculiar. Tiene dos estadios diferenciados, uno diploide y otro haploide, vamos a describirlo:

Comenzamos desde la fase de alga en su estadio maduro, cuando el alga se encuentra tal y como la conocemos comúnmente. Este alga es haploide, esto quiere decir que cada célula solo posee un único juego de cromosomas, que pueden ser masculinos o femeninos. En el agua conviven muchos individuos juntos, entremezcladas algas masculinas y femeninas.

Las algas, llegado el momento de su reproducción, desprenden gametos masculinos o femeninos que se depositan en las rocas. Cuando se encuentran  entre las rocas un gameto masculino con uno femenino, se unen y comienzan a desarrollarse unos organismos pluricelulares que se llaman conchocelis.

Estos conchocelis crecen formando organismos diploides, es decir, cada célula posee un juego de cromosomas masculino y un juego de cromosomas femenino. Cuando estos organismos maduran, desprenden unas esporas haploides al medio llamadas conchosporas, que se unen al sustrato y se comienza a desarrollar el alga haploide con la cual hemos empezado.

A continuación podemos ver el ciclo un esquema de este ciclo tan enrevesado.

Al principio, se pensaba que el conchoceli y el alga eran especies diferentes y por ello hubo problemas a la hora de cultivarlas.

Existen grandes zonas de cultivo en la costa de Japón, China y Corea, aunque poco a poco se va extendiendo a otros países de América del Norte, Europa y África.
 
En Japón, la producción y comercialización del alga Nori es muy importante. Su cultivo comenzó en el siglo XVII, y se ha ido desarrollando enormemente hasta la actualidad. Es en este país donde comenzó a utilizarse el alga en la cocina, formando parte de sopas, arroces, guarniciones o del conocido sushi. 

Nutricionalmente, el Alga Nori es muy buena para el organismo, ya que contiene Hierro, Yodo, Vitamina A y Vitamina B3.

Esperamos que te haya gustado este artículo y hayas podido conocer un alimento que cada vez vemos más en nuestro día a día. Comparte estos conocimientos con tus amigos y deja tu comentario. Muchas gracias y Feliz día.

Este artículo participa en la XXXII edición del Carnaval de Biología, que está organizado por en su blog ScyKness.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más