miércoles, 27 de agosto de 2014

Evaluación de Impacto Ambiental (EIA)



Siguiendo con los numerosos trámites administrativos que se deben realizar a la hora de poner en marcha un proyecto, descubrimos hoy la Evaluación de Impacto ambiental. ¿En qué consiste este procedimiento?

La Evaluación de Impacto ambiental  es un instrumento importante para la promoción del Desarrollo Sostenible. Sirve para informar a la administración de un gobierno sobre las repercusiones ambientales de un determinado proyecto, de manera que ayude a dicha administración en la toma de decisiones para autorizar o no  la puesta en marcha del proyecto, siendo consciente de las repercusiones ambientales que se generarán durante todo su ciclo de vida. 

Para saber si un proyecto, plan o programa debe realizar una Evaluación de Impacto ambiental, hay que ir a la Ley 21/2013 de 9 de diciembre, en la cual se detalla que tipo de evaluación ambiental debe hacerse según el proyecto que se quiere ejecutar.

La EIA trata de introducir el medio ambiente en los procesos de decisión, su objetivo es promover las acciones con las cuales se impacte de la menor manera posible al medio ambiente. En esta evaluación se tiene en cuenta todo el ciclo de la actividad propuesta, desde la toma de decisiones inicial hasta el fin del ciclo de vida.

La EIA tiene en cuenta tanto los impactos al medio biológico y físico, como a los factores socioeconómicos. Involucra a las comunidades que se ven afectadas por la propuesta, a las industrias próximas y al público en general, dejando la posibilidad de que cualquiera aporte sus conocimientos e ideas a cerca del proyecto.

El contenido de la EIA comprende una estimación de los efectos de cada fase del proyecto sobre:

- Geología y Geomorfología
- Clima y Cambio Climático
- Hidrología e Hidrogeología
- Suelos
- Vegetación y Fauna
- Ecosistemas
- Paisaje
- Población humana
- Relaciones sociales y económicas
- Patrimonio Histórico

Dado el carácter multidisciplinar del estudio, es importante su realización por un equipo técnico amplio y adaptado a cada caso según el impacto en uno u otro ámbito sea más o menos significativo. 

Si una vez realizado el estudio, las consecuencias ambientales no se consideran asumibles, se deniega la autorización ambiental y no se puede llevar a cabo el proyecto contemplado.

Estos estudios se realizan prioritariamente para prevenir los impactos ambientales que puede desencadenar un proyecto. No están pensados para bloquear proyectos o ideas. En la medida de lo posible, se idean alternativas para evitar los impactos más significativos. Cuando no se puede evitar el impacto, se establecen medidas correctoras y compensatorias.


¿Te estás planteando un nuevo proyecto y debes realizar una Evaluación de Impacto Ambiental? Contacta con CEAmbiental y pondremos en marcha a nuestro equipo para que tu proyecto salga adelante de forma sostenible y eficiente. 

¡Dale a +1 y comparte este artículo con tus amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más