miércoles, 24 de septiembre de 2014

Egagrópilas: ¿Qué comen las rapaces nocturnas?



Las lechuzas y los búhos son aves rapaces  del orden Strigiformes, este orden contiene numerosas especies distribuidas por todo el planeta. Son aves que viven generalmente asociadas a núcleos urbanos rurales, donde se reproducen, aunque dependen de zonas abiertas (campos de cultivo, estepas, roquedos, etc.) próximas a zonas de arbolado disperso, donde cazar. Son sedentarias, de hábitos nocturnos o crepusculares.

Aunque podríamos hablar en un artículo sobre las diferencias entre búhos y lechuzas, en esta ocasión lo que nos importa es su alimentación. Estas aves se alimentan de pequeños mamíferos roedores e insectívoros, aunque también pueden cazar pequeños pájaros e insectos. Para cazar, usan su amplio disco facial como una sofisticada parábola receptora de los sonidos que emiten sus presas. Una vez que encuentran una presa, su plumaje blando,  les permite abalanzarse sobre ella en un silencio casi absoluto y atraparla con sus fuertes garras.

Una peculiaridad de estas aves, es su dificultad para digerir completamente los animales de los que se alimenta. No pueden digerir los huesos, por ello, expulsan por la boca lo que se denominan egagrópilas, unas bolas formadas por pelo y gran cantidad de huesos. 

Las egagrópilas son muy interesantes para los zoólogos que estudian este tipo de aves, ya que separando todos los cráneos encontrados en las egagrópilas y limpiándolos, se pueden identificar y clasificar las especies a las que pertenecen, conociendo así la alimentación de estas aves.

Además, se ha visto que las lechuzas no cazan selectivamente su alimento sino que son muy oportunistas según lo que encuentran en su hábitat. Por ello, el estudio de los micromamíferos a través de los restos encontrados en las egagrópilas nos informa sobre las poblaciones de micromamíferos en la localidad donde se han recogido, eso nos puede ayudar a conocer la variedad y proporción de especies de micromamíferos en un determinado lugar y su comparación con otras localidades.

¿Conocías el término de egagrópila? ¿Las has visto alguna vez? Si en tu pueblo descubres un lugar donde se escondan lechuzas, busca cerca de su nido y seguramente encontrarás alguna egagrópila. Muchas gracias por leernos una semana más, ¡os esperamos la que viene con más! ¡Dale a +1 y deja tu comentario!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más