miércoles, 17 de septiembre de 2014

Energías Renovables: Climatización Geotérmica



Siguiendo con la presentación de las fuentes de energía renovables que cada vez adquieren más importancia en nuestra sociedad, conocemos hoy un sistema de climatización que utiliza el calor que nos proporciona nuestro planeta, ¡vamos a conocerlo!

La geotermia es una fuente de energía de producción continua, fácil de gestionar y muy eficiente. 

Nuestro planeta, como la mayoría de vosotros conoceréis, desprende calor de su interior. Cuanto más nos introducimos en el interior de la tierra, más calor hace. La geotermia trata de captar esta energía calorífica que se encuentra almacenada bajo nuestros pies y trasladarla a  la superficie. Se aprovecha el calor del subsuelo para climatizar de forma ecológica nuestros hogares.

La temperatura bajo tierra es constante, independientemente de la temperatura en el exterior, por tanto, obtenemos un sistema que permite mantener la temperatura constante, refrigerando las estancias en las épocas más cálidas y calentándolas en los meses más fríos. Esto es posible ya que a pocos metros por debajo de la superficie, las temperaturas se mantienen en torno a los 10 y 18 ºC.

La geotermia de baja temperatura es la aplicación más extendida por ser localizable en el 90% de la superficie terrestre. Es conocida por ser la fuente de energía más eficiente y más barata para climatizar edificios y para generar Agua Caliente sanitaria (ACS).

Para la obtención de esta energía, se deben realizar perforaciones en el suelo, y crear un sistema de captación. El más utilizado es el sistema de captación geotérmica vertical, un circuito cerrado que se introduce de 80 a 150 metros bajo tierra.

El líquido que recorre el sistema de captación es glicol, el mismo producto que se utiliza como anticongelante en los vehículos. En superficie, el glicol llega a una especie de caldera donde se realiza la transmisión de calor al agua corriente, la cual se distribuye a los distintos espacios donde se requiere, a través de una instalación de suelo radiante o a través de las cañerías de  Agua Caliente Sanitaria. Mientras el agua calienta la superficie, el glicol retorna al subsuelo para volver a calentarse (o enfriarse en los meses cálidos).

Este tipo de climatización puede utilizarse en viviendas unifamiliares, edificios de viviendas y oficinas, naves industriales, invernaderos, piscinas climatizadas y cualquier espacio cerrado en general.

La climatización geotérmica permite el ahorro de un 75% de nuestra factura energética habitual y reduce considerablemente las emisiones de CO2.

¿Conocías este sistema de calefacción? ¿Te gustaría tenerlo en tu hogar? Para más información sobre este método, o si quieres incluir este sistema en tu vivienda o empresa, ponte en contacto con nosotros. ¡Dale a +1 y comparte este artículo con todos tus amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más