miércoles, 5 de noviembre de 2014

El Albinismo y el Leucismo



Seguramente muchos conocéis qué es el Albinismo, incluso alguna vez habéis podido ver animales o personas albinas. Sin embargo, ¿Sabéis en qué consiste el Leucismo? Descubre qué significan estas dos palabras a continuación.

Para comprender esto, primero vamos a hablar de la melanina. La melanina es un pigmento que se encuentra en los ojos, la piel y el pelo de los animales, incluidos los humanos. La melanina determina el color de estas partes del cuerpo. Existen dos clases de melanina, la eumelanina y la feomelanina. 

La eumelanina nos protege de la radiación ultravioleta que incide sobre nosotros; aporta el color marrón-negro a los ojos, al pelo y a la piel.

La feomelanina produce una tonalidad más roja o rosa, es más abundante en los animales claros, por ejemplo los pelirrojos. La feomelanina es la que da color a los labios, a los pezones, o a las pecas.

Nuestro color de pelo, de ojos y de piel varía dependiendo de la cantidad de melanina que tenemos en nuestro cuerpo, y el porcentaje de cada tipo.
 
El albinismo es la ausencia de melanina. Normalmente esta ausencia es genética y se produce por una mutación. Es un carácter hereditario recesivo, es decir, se transmite de generación en generación, pero la probabilidad de que aparezca es muy baja. El albinismo puede ocurrir en todo el cuerpo, o solo afectar a una parte del mismo.

Una persona o animal albino se reconoce por su tono de piel pálida, y su cabello y ojos claros y enrojecidos. Al no poder producir melanina, los albinos son muy sensibles a la luz, y poseen más facilidad de tener problemas de visión así como cáncer de piel. 

En el mundo animal son poco frecuentes los animales albinos ya que su falta de pigmentación los hace especialmente visibles ante sus depredadores, y es difícil que sobrevivan. No obstante, hemos conocido muchos ejemplares en lo zoológicos, por ejemplo, Copito de Nieve fue un gorila albino que vivía en el zoológico de Barcelona. Seguramente muchos de vosotros fuisteis a visitarlo y os acordáis de él.

No debemos confundir el Albinismo con el Leucismo. Los animales que tienen el pelaje blanco no tienen por qué ser albinos.
El leucismo es una característica genética en la que el organismo produce melanina, pero no llega a las partes del cuerpo que normalmente se pigmentan (ojos, pelo o piel). La mayoría de los animales con leucismo son totalmente blancos, pero a diferencia de los albinos, no son sensibles a la luz ni tienen problemas de visión. Además, pueden incluso ser más resistentes a la radiación solar, ya que el color blanco refleja los rayos solares.

¿Conocías estas características genéticas? ¿Conoces algún animal con albinismo o leucismo? Muchas gracias por leernos un día más, si te ha gustado dale a +1. ¡Feliz día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más